Boicot a Nestle

El boicot es una manera realizar campañas activas contra las empresas con los consiguiente daños de imagen y económicos que son los que realmente les preocupan.

La multinacional Société des Produits Nestlé S.A, de capital suizo, es la empresa alimentaría más potente del mundo. Su presencia es habitual en todos nuestros supermercados ocupando buena parte de las estanterías de productos lácteos, alimentos infantiles, chocolate y café soluble por citar sólo los ejemplos más significativos.

¿De qué se le acusa? Promoción irresponsable de la leche en polvo en detrimento de la leche materna. Nestlé adopta una técnica de promoción ausenta de ética: ¡la donación a hospitales de muestras gratuita! Nestlé afirma hacerlo por motivos humanitarios, pero el objetivo es hacer mamar a los recién nacidos con leche en polvo, en vez de leche materna. Las madres, dejan así el hospital con las mamas vacías de leche porque no han sido estimuladas, sus niños están ya habituados a mamar del biberón y en el bolso llevan un bote de leche en polvo aconsejado por el aparato sanitario. Pero una vez en casa la leche ya no es gratuita, la tetina ya no está en un recipiente esterilizado y el agua en la que se diluye no suele ser potable. Este hecho vulnera las recomendaciones sanitarias de salud de todas las organizaciones internacionales, además de no respetar ninguno de los principios del Comercio Justo.

Los que promueven el boicot se apoyan en las recomendaciones de los expertos en nutrición y salud:

  • la leche materna es más nutritiva que la leche en polvo.
  • Contiene anticuerpos naturales que inmunizan parcialmente al bebé contra enfermedades comunes.
  • El amamantamiento natural permite el contacto directo con la madre, tan importante para el desarrollo psíquico del bebé.
  • Es más higiénico que el biberón.

En el Sur, la lactancia artificial mata; la leche en polvo a menudo disuelta en agua no potable y administrada con un biberón no esterilizado provoca, según cifras de UNICEF, la muerte al año de más de 1 millón de niños y niñas y la desnutrición de 10 millones debido la leche en polvo vale dinero y las madres deben racionalizar las dosis aunque esto esté contraindicado.

Según el Código para empresas productoras de leche en polvo aprobado por la Asamblea de la Organización Mundial de Comercio a finales de los setenta, “las muestras gratuitas sólo se pueden enviar al Tercer Mundo para los niños huérfanos que no tienen ninguna posibilidad de ser alimentados por leche materna”.

Desde 1988 se lanzó en todo el mundo una campaña de boicot contra Nestlé que dura hasta nuestros días.

En la actualidad hay asociaciones de consumidores en todos los países del mundo en los que existe una fuerte producción de bienes y servicios, y donde los consumidores disponen de un cierto poder adquisitivo. En los países del Tercer Mundo, el movimiento consumerista, todavía está en una incipiente fase de desarrollo.
Existen diferentes tipologías de asociaciones de consumidores y es muy frecuente que en un mismo país coexistan distintos tipos de organizaciones:
• De tipo anglosajón centran su actividad en la realización de análisis comparativos de productos.
• De tipo federativo agrupan a organizaciones de carácter sindical, familiares y cooperativas de consumo.
• Institutos o laboratorios de investigación trabajan para suministrar información a las asociaciones o los consumidores.
Las primeras asociaciones de consumidores surgen en España hacia el año 1957, con posterioridad encuentran en el Artículo 51 de la Constitución Española la protección del consumidor como parte de nuestra norma fundamental.

Hoy en día existen en el ámbito nacional dos tipos de asociaciones:
• Creadas con anterioridad al año 1975: Las de amas de casa
• Las que han surgido a raíz de un tema concreto como las Cooperativa de Consumidores de Productos Ecológicos.