Antecedentes

Sus orígenes se remontan a finales del siglo XIX en los países escandinavos. En 1920 se formaron en Estados Unidos las primeras cooperativas de consumidores para proteger sus compras. En el año 1960 se crea la Organización Internacional de Uniones de Consumidores cuyo objetivo ultimo es la protección de los intereses del consumidor, lo que dio origen a que los días 15 de Marzo se instituyen como Día Mundial del Consumidor hasta que en 1962 se hicieron oficiales los derechos del consumidor: derecho a consumir, derecho a la información, derecho a la reparación, derecho a la seguridad y a la salud y derecho a ser representado.

En la actualidad hay asociaciones de consumidores en todos los países del mundo en los que existe una fuerte producción de bienes y servicios, y donde los consumidores disponen de un cierto poder adquisitivo. En los países del Tercer Mundo, el movimiento consumerista, todavía está en una incipiente fase de desarrollo.
Existen diferentes tipologías de asociaciones de consumidores y es muy frecuente que en un mismo país coexistan distintos tipos de organizaciones:
• De tipo anglosajón centran su actividad en la realización de análisis comparativos de productos.
• De tipo federativo agrupan a organizaciones de carácter sindical, familiares y cooperativas de consumo.
• Institutos o laboratorios de investigación trabajan para suministrar información a las asociaciones o los consumidores.
Las primeras asociaciones de consumidores surgen en España hacia el año 1957, con posterioridad encuentran en el Artículo 51 de la Constitución Española la protección del consumidor como parte de nuestra norma fundamental.
Hoy en día existen en el ámbito nacional dos tipos de asociaciones:
• Creadas con anterioridad al año 1975: Las de amas de casa
• Las que han surgido a raíz de un tema concreto como las Cooperativa de Consumidores de Productos Ecológicos.